Tropi Salud

Después de leer esto dejaras de usar jabón antibacterial

Después de leer esto dejaras de usar jabón antibacterial

jabon

1. El jabón antibacterial no es más efectivo que el agua y jabón convencional. 42 años de investigación de la FDA, junto con incontables estudios independientes no han entregado evidencia de que el triclosán (la sustancia antibacterial que ultilizan estos jabones) entregue más beneficios que el lavado de manos tradicional. Hasta el momento, no hay datos que demuestren que pueda reducir la transmisión de infecciones respiratorias o gastrointestinales. Esto puede deberse al hecho de que estos jabones apuntan directamente a las bacteria, pero no a los virus que causan la mayor parte de los resfríos y gripes estacionales.

2. Los jabones antibacteriales tienen el potencial de crear bacterias resistentes a los antibióticos. El uso sostenido de antibióticos puede generar resistencia, lo que resulta en una pequeña población de bacterias que mutan para sobrevivir a la exposición al químico. Si ese químico se usa lo suficiente, matará a las otras bacterias, pero permite que las mutantes proliferen. Si esto ocurre en una escala mayor, puede quitarle toda la utilidad al químico contra la bacteria.

3. Los jabones pueden modificar tus hormonas. Varios estudios han descubierto que, en ratas, ranas y otros animales, el triclosán parece interferir en la regulación de la hormona tiroidea, quizás porque se parece químicamente a ella y puede unirse a los receptores que hay en el cuerpo. Si esto ocurre de la misma forma en humanos, podría acarrear problemas como infertilidad, pubertad temprana, obesidad y cáncer.

4. Los jabones pueden llevar a otros problemas de salud. Existe evidencia de que niños expuestos prolongadamente al triclosán tienen una mayor posibilidad de desarrollar alergias tales como alergia al maní o alergias estacionales. Científicos especulan que esto puede ser el resultado de una exposición reducida a la bacteria, lo que es necesario para el funcionamiento y desarrollo correcto del sistema inmune.Otro estudio encontró evidencia de que el triclosán interfiere con la contracción muscular en células humanas, así como también en la actividad muscular de ratones y peces. Esto es especialmente preocupante pues otros hallazgos han demostrado que el químico puede atravesar la piel y entrar en el flujo sanguíneo. En un estudio de 2008 de descubrió que cerca del 75 % de los testeados contenían triclosán en su orina.

5. Los jabones antibacteriales son malos para el medioambiente. Cuando se ultiliza mucho triclosán en el jabón, significa que mucho triclosán es eliminado por el desagüe. Estudios muestran que pequeñas cantidades del químico pueden permanecer después del tratamiento de las aguas. Una vez que está en el ambiente, el triclosán puede alterar la habilidad de las algas para hacer fotosíntesis.

¿Qué puedes hacer?

Si estás planeando dejar el jabón antibacterial, puedes cambiarlo por otras versiones que no contienen triclosán como los que están fabricados con alcohol común o con cobre y que no se enjuagan.De todas maneras te recomendamos lo que te recomendaron desde el jardín de infantes: sólo lava tus manos con agua y jabón. Eso es porque aunque el alcohol mata a las bacterias, no remueve la suciedad o cualquier cosa que hayas tocado. Pero un simple lavado de manos puede hacerlo. El agua no tiene por qué estar caliente, y es mucho más efectivo. ¡No te tomará más de 30 segundos!

Cabina Tropicana

diciembre 16th, 2015

No comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *