piedrademolino

Las potencias del mundo están alarmadas por la exitosa prueba de una bomba de hidrógeno por parte de Corea del Norte. Acusaron a Pyongyang de escalar peligrosamente el tono de sus desafíos al orden internacional y solicitaron una reunión urgente con la ONU.

El gobierno ya había anticipado un anuncio especial, según declaró la cadena de televisión norcoreana Ri Chun Hui, Pyongyang “se integró con confianza en las filas de las potencias nucleares poseedoras de bombas de hidrógeno al ejecutar a la perfección una prueba histórica de una bomba “H”

La detonación de la bomba de hidrógeno, es considerablemente más potente que las atómicas lanzadas por Estados Unidos contra las ciudades japonesas.

Este anuncio desató la alarma en varias capitales, los gobiernos de Estados Unidos y Japón solicitaron una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para imponer más sanciones a Pyongyang.

En respuesta a las tres pruebas realizadas con anterioridad por Corea del Norte (en 2006, 2009 y 2013) el Consejo de Seguridad ya impuso fuertes sanciones al país asiático que limitan de forma estricta sus transacciones internacionales y agudizan su aislamiento económico.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que si se confirma que efectivamente se realizó la prueba, ello supondría una “clara violación” de las resoluciones de la ONU, mientras que Washington adelantó que en ese caso responderá “apropiadamente”.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, condenó “enérgicamente” el ensayo nuclear norcoreano, y aseguró que su país dará una respuesta, ante lo que considera una “grave amenaza, para su seguridad que no va a tolerar de ninguna manera”.

Abe habló a los medios apenas media hora después del anuncio norcoreano y dijo que el mismo “viola claramente las resoluciones del Comité de Seguridad de las Naciones Unidas y es un desafío grave contra las medidas que estamos llevando a cabo para lograr la desnuclearización mundial” agregó que su país, que recientemente fue designado miembro no permanente del Comité de Seguridad de la ONU, estrechará su cooperación con Estados Unidos, Corea del Sur, China y Rusia “para tomar medidas integrales”.

Corea del Sur se sumó a la ola de críticas y anunció que “condena enérgicamente a Corea del Norte por llevar a cabo una cuarta prueba nuclear en una clara violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad”, según expresó la cancillería de este país en un comunicado.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, convocó también una reunión del Consejo Nacional de Seguridad, mientras que las fuerzas armadas elevaron el nivel de alerta de las tropas y extremaron la vigilancia.

China rechazó el ensayo atómico norcoreano, y pidió al gobierno de Pyongyang que “mantenga su compromiso con la desnuclearización de la península coreana”.

Francia, en tanto, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad, también reclamó “una reacción fuerte de la comunidad internacional”, en lo que aparece claramente como un primer paso para endurecer las sanciones contra el gobierno norcoreano.

El presidente francés, François Hollande, calificó de “inaceptable” la prueba y reclamó “una reacción fuerte de la comunidad internacional”.

En Taiwán, el presidente Ma Ying-jeou, convocó una reunión de seguridad al más alto nivel para tomar medidas y pidió a las unidades de seguridad nacional que sigan muy de cerca la situación, dada la relativa cercanía de la isla a Corea del Norte.

Federica Mogherini, por su parte, pidió a Corea del Norte que se involucre de nuevo en un diálogo con la comunidad internacional y ponga fin a su “comportamiento ilegal y peligroso”.

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) detectó un terremoto de magnitud 5,1 en el noreste norcoreano, en el área de Kilju, donde Pyongyang había llevado a cabo sus tres pruebas nucleares anteriores.

 

Fuente

http://www.jujuyalmomento.com/

 

Egarito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *